Massimo Marchiori – el creador del motor de búsqueda de Google

Massimo Marchiori

La compañía de Menlo Park fundada en 1998 le debe gran parte de su éxito a una sola idea, a un algoritmo de búsqueda que más tarde se convertiría en el motor de posicionamiento más eficaz de todo Internet.

Un algoritmo que no nació de Google, sino de un matemático italiano. Massimo Marchiori es el padre de HyperSearch, el «hiperbuscador» que vertebró el trabajo de Google como motor de búsqueda. Este matemático podría vivir como uno de esos multimillonarios de Silicon Valley, pero prefirió trabajar como profesor en la Universidad de Padua (Italia), por un sueldo de 2.700 euros al mes.

Massimo Marchiori

Massimo Marchiori

En julio de 2004 le fue otorgado el premio TR35 (por formar parte de los 35 mejores investigadores menores de 35) por la publicación Technology Review del MIT.

Es profesor de informática en la Universidad de Padua, e Investigador científico en el Computer Science and Artificial Intelligence Laboratory (CSAIL) del MIT en el World Wide Web Consortium.

Es el creador de HyperSearch, un motor de búsqueda cuyos resultados están basados no sólo en la relevancia de una sola página, sino también en su relación con el resto de la web. Más tarde, los fundadores de Google Larry Page y Sergey Brin citaron a HyperSearch cuándo introdujeron su PageRank.

Ha sido editor jefe del estándar mundial para privacidad en la Web (P3P), y coautor de la especificación APPEL.

Impulsor de la iniciativa Query Languages (Lenguajes de Consulta) en la W3C, comenzó también el proyecto de XML,destinado a desarrollar el estándar mundial correspondiente para XQuery, proporcionando al fin la esperada integración entre la Web y el mundo de base de datos.

Antes de HyperSearch, el «ciberespacio» era un escenario de caos y repeticiones. Los motores de búsqueda rastreaban la información textual. Es decir, no existía la clasificación temática, ni una interacción entre páginas. Esta clasificación era análoga a la que podríamos hacer con los tomos de una enciclopedia en una biblioteca.

El algoritmo que desarrolló Marchiori se fundamenta en dos elementos capitales: las consultas a la página y las búsquedas generales en Internet. De esta forma se diseñaba una jerarquía de prioridades: por efectividad (popularidad) y calidad del contenido (análisis). La clasificación de estas páginas individuales arrojaba datos más “consecuentes”.

Leave a Reply